la tertulia de Ecología Evolutiva


Deja un comentario

¿Pueden los juegos en línea ayudarnos a entender la expansión de las epidemias?

Imagen

Aunque para muchos de nosotros los juegos en línea sean poco más que una epidemia en sí, hay quien piensa que pueden ser una fuente de información muy valiosa para entender el funcionamiento y la dinámica de las enfermedades infecciosas en el mundo real. Tanto si os interesa la epidemiología como si no, os recomiendo que dediquéis unos minutos de vuestro  tiempo a leer este magnífico post de Rose Eveleth. En él comenta cómo la aparición de un brote infeccioso altamente virulento en el famosísimo juego World of Warcraft (que cuenta con más de 11 millones de jugadores en todo el mundo) puede darnos casi tanta información como algunas de las simulaciones de los epidemiólogos en sus computadoras. El artículo se basa en las cartas publicadas en su día por Eric Lofgren y Nina Fefferman y Ran Balicer en The Lancet y Epidemiology, respectivamente.

Y de camino, os recomiendo que echéis un vistazo al blog en el que está publicado ese artículo, Nautilus. Yo acabo de descubrirlo y me parece muy interesante. Artículos divulgativos en general bastante bien escritos, dando una perspectiva atractiva de campos muy diversos. Y con una edición cuidada y una estética atractiva, algo poco habitual.

 

Anuncios


Deja un comentario

Un juego evolutivo

Hace unos días me llegó este sencillo juego diseñado por la gente del Sensory Ecology & Evolution Lab de la Universidad de Éxeter (Reino Unido). El juego consiste en localizar lo más rápidamente posible los huevos de chotacabras en el sustrato. A medida que la gente juega, el programa irá aprendiendo y eliminará las combinaciones de moteado/fondo/color que más rápidamente se detecten en cada sustrato (esto es, aplicará una selección negativa). Cada especie de chotacabras nidifica en sustratos ligeramente diferentes, por lo que es de esperar que los diseños vayan difiriendo a medida que pasa el tiempo, a pesar de que el juego partió de un abanico de patrones ancestral común.

Yo jugué por primera vez hace varios días, y desde entonces ya he notado que la selección ha actuado y  hoy me ha costado algo más encontrar algunos de los huevos.

Si podéis echar un rato, jugad, así ayudaréis en su experimento. ¡Pero cuidado que es adictivo! También podéis difundirlo cuanto queráis: niños, estudiantes, investigadores…

http://nightjar.exeter.ac.uk/egglab/

 Si os pica la curiosidad, también tienen otros juegos similares en los que se trata de localizar chotacabras o huevos de diversas especies en diferentes ambientes. En estos casos existe la posibilidad de elegir qué tipo de depredador eres, de forma que el color de las imágenes se ajusta para imitar (de manera aproximada) la forma en que percibiría la escena la especie en cuestión:

http://nightjar.exeter.ac.uk/story/nightjar_game

http://nightjar.exeter.ac.uk/story/nest_game

Imagen

 


3 comentarios

¿Se puede enviar un manuscrito a una revista adjuntando los comentarios de los colegas como si fueran los revisores?

Casi todos hemos sufrido el sistema de revisión de manuscritos secuencial (envío a la revista 1 -> rechazo -> revista 2 -> rechazo -> …etc… -> aceptación o archivo), con el trabajo que implica el formateo y el desgaste que tiene la espera. ¿No sería mejor enviarlo a varias revistas al mismo tiempo y elegir nosotros en cual de ellas lo publicamos? Si, sería mejor para nosotros, pero habría que pagar a todos los revisores por hacer un trabajo inútil, dado que con independencia de los comentarios de los revisores y del editor,  los autores quizás no elegirían su revista para publicar el manuscrito. Excluyendo la posibilidad de pagar por cada revisión, podríamos optar por someter los manuscritos a nuestros colegas, quienes a cambio de revisarnos el trabajo nos enviarán después sus manuscritos para que  se los revisemos. Una vez corregidos los errores, podríamos enviar el manuscrito a una revista junto con los comentarios de los colegas, de manera que el editor no tendría ni que buscar nuevos revisores. Puestos a pensar, démosle una vuelta de tuerca a la idea: dado que el manuscrito está ya revisado por los colegas, sería posible enviarlo a varias revistas. Al fin y al cabo, los editores no tendrían que enviarlo a revisar y por tanto, no se malgasta a su plantilla de revisores. Con los avances de la web sería posible colgar el manuscrito y los comentarios de los colegas en una página web a la que los editores puedan acceder para ofertar a los autores su revista. ¡ La tortilla se daría la vuelta !

Hace meses que semejante posibilidad está disponible para (casi) cualquier investigador. Basta con enviar un manuscrito a Peerage of Science  para que un mensaje avisando de su llegada sea enviado a varios cientos de colegas (1573 científicos, para ser exactos). No todos están interesados ni obviamente capacitados para revisar cualquier manuscrito. Cuando dos o tres voluntarios deciden revisarlo, el manuscrito entra en el proceso estándar de revisión con intercambio de comentarios, modificaciones, nuevos comentarios, nuevas y definitivas modificaciones y valoración definitiva por los colegas. Llegados a ese punto, el manuscrito queda listo para que los autores lo envíen a publicar junto con los comentarios de los revisores. Algunos investigadores afiliados a Peerage of Science también pertenecen a los comités de edición de revistas, por lo que pueden avisar al editor principal de la existencia de un trabajo interesante. En Peerage of Science se ha tenido presente esta posibilidad y se ha habilitado una entrada para los editores de varias revistas, de manera que puedan invitar a los autores . Esas revistas pueden competir por obtener los derechos de publicación de un manuscrito.  La cruz de la moneda se sufre cuando uno espera a que los editores se interesen, pero nada sucede. Eso también sería un indicio de cual podría ser el destino del manuscrito.

imagesGanan los autores, ganan los editores. Todo el mundo gana. ¿Todo el mundo? ¿Y los sufridos revisores? Bueno, a ellos les quedaría el “hoy por mi y mañana por ti” (o viceversa: “hoy por ti y mañana por mí” , si preferís la estrategia evolutivamente estable TIT FOR TAT). Peerage of Science procura cuidar a los revisores de varias maneras. Premia una vez al año con  1000 euros al mejor revisor . Permite además obtener un rango de calidad entre los revisores, que es asignado por los colegas. Y esto es novedoso: los revisores no sólo opinan sobre un manuscrito (obvio); También opinan sobre las revisiones de los otros revisores ( ¡ sorpresa ! ). El revisor obtiene una valoración que aumenta (o disminuye) su prestigio entre los colegas  a medida que acumula revisiones. Ese prestigio puede incluirse como otros méritos en los CV, junto a las labores editoriales.

Para aquellos colegas cuyas revisiones de manuscritos les quedan casi como nuevos artículos de opinión, Peerage of Science acaba de editar una revista: ProcPoS (Proceedings of Peerage of Science). Bueno, para ellos y para quien quiera opinar sobre una publicación. ¿Os dais cuenta? ! Casi todas las entradas de este blog del Departamento de Ecología pueden enviarse a ProcPoS !

¿Aun estáis leyendo? Venga, dejarlo ya y poneos a escribir una entrada para este blog, con la seguridad de que será una estupenda publicación en ProcPoS .


Deja un comentario

Exapta qué?

Exaptación, la palabreja es exaptación. Esta palabra fue una idea de Gould para quitar peso a la adaptación como proceso biológico principal de la evolución. Este concepto pretende acotar un proceso adaptativo para aquellos casos en que se seleccione un carácter que tenga previamente otra función. Ejemplo clásico: las aletas de los pingüinos, que ahora sirven para nadar, pero que evolucionaron como elementos de vuelo.

El problema de este concepto es doble. Por un lado, ¿cómo podemos saber la función que tenía un carácter antes de que se seleccionara para su uso actual? Salvo excepciones, es muy difícil, y requiere un nivel de elucubración más bien peligroso. Por otro lado, sabemos que la selección natural es un proceso gradual que funciona a base de aproximaciones sucesivas trabajando con el material que existe previamente, por lo que es muy difícil encontrar un caso de un proceso adaptativo que parta de la nada, de una mutación no acumulativa.

Asi que, como exponen Larson y colegas en este reciente artículo en TREE, no sorprende que el término haya decaído y casi nadie lo use. Paradójicamente, se usa en tecnología para aquellos casos en los que una evolución cultural planeada (teleológica es la palabra que define esto), cambia el uso de un objeto a otra cosa nueva. Por ejemplo, sacar los vibradores de los móviles, ponerles patitas y hacer unos bichos que se mueven por el suelo (hexbug los llaman, hicieron furor hace dos Navidades, si lo sabré yo!). Eso es una exaptación porque sabemos a ciencia cierta que ese chisme se diseñó originalmente para móviles y no para los hexbugs. Como bien dicen los autores, lo más irónico es que la misma palabra exaptación sea exaptada a otro contexto!

Image


3 comentarios

Inteligencia y corticosterona

Hay grandes diferencias entre especies de aves en el tamaño relativo del cerebro. Varios estudios demuestran que tamaños relativos mayores se correlacionan con varias medidas de inteligencia, como puede ser el uso de fuentes novedosas de alimento, el éxito a la hora de establecerse, etc. Un nuevo estudio ha examinado la hipótesis de que el tamaño de cerebro relativo esté relacionado con la capacidad de resistir al stress. Para ello han relacionado los niveles de corticosterona (tanto a nivel basal como en elevación post-stress) con el tamaño relativo de cerebro, usando una muestra grande de aves y corrigiendo por toda una serie de factores como tamaño, tasa metabólica etc. Lo que encuentran es que las aves con un mayor tamaño de cerebro relativo tienen niveles de CORT más bajos, tanto en medidas basales como en elevación post-stress. Esto implicaría según los autores que las aves con mayores capacidades cognitivas son capaces de desarrollar estrategias de comportamiento que minimizarían la necesidad de ese aumento de CORT. Es decir que los bichos más listos se estresarían menos. Me ha sorprendido el resultado, y la interpretación me resulta inesperada. No es que no me convenza, es que me cambia un poco los esquemas. Dentro de una misma especie sí que me esperaría que reacciones de stress con CORT alta sean realizadas por individuos que no son capaces de afrontarse a una situación de forma activa, y en ese sentido los bichos más listos deberían – de media- tener mejores estrategias para enfrentarse a situaciones inesperadas. Es decir que de hecho las situaciones inesperadas y estresantes serían menos frecuentes para los bichos más listos. Pero entre especies es más sorprendente, a la hora de estar metido en una bolsa de tela, donde no hay escape, ¿que implica el tener un nivel más bajo de CORT?, ¿poder pensar mejor?,¿mantener la cabeza fría?… ¿es que las aves más listas son también más exitosas a la hora de evitar la depredación? …

Y siguiendo con esto de pensar en voz alta, lo de la CORT no era personalidad? Ahora resulta que es cognitivo también? Entonces los rápidos son tontos y los lentos listos?

Image